30 septiembre, 2020

Es de sabios disculparse con Huajuapan, Juanita.

Por Horacio Corro Espinosa

Las crisis son las que nos permiten crecer, pero dependiendo de la reacción de cada quien, se conoce la capacidad de liderazgo.

Nuestro país está viviendo varias crisis a la vez, y la 4T está quedando rebasada cada día. Se puede decir que está francamente reprobada. Esto no nada más es en el plano federal, también en el municipal. El ejemplo nos lo puso ayer la presidenta municipal de Huajuapan, Juanita Cruz Cruz, en una entrevista de radio. Demostró que no sabe manejar las crisis y por lo mismo no es una líder. Ella prefiere desligarse de sus obligaciones, que salir de su confort.

Su irresponsabilidad bien se puede comparar con el bienio anterior, el de Martín Aguirre, el peor ayuntamiento en la historia de ese municipio.

Para la mala suerte de Juanita, giran en torno a ella varias crisis: la de seguridad, a la cual no ha sabido reaccionar ni mucho menos su Síndico de procuración de justicia, Pablo Crespo de la Concha. El coronavirus, cuya estrategia no tiene nada. El rastro municipal, etcétera.

Gracias a sus regidores de oposición, ella puede decir que su administración está haciendo algo.

Cualquier líder trataría de minimizar lo más posible los errores para enfrentar la pandemia local, pero Juanita, abiertamente  se desligó de ello porque dijo que no es su responsabilidad. Es por eso que Huajuapan está viviendo las consecuencias, comenzando con la bajísima calidad de sus regidores afines. (Aquí hago un paréntesis para referir el trienio de Luis de Guadalupe Martínez, y para consumo de la presidenta actual. Él siempre dijo una y otra vez que lo que sucediera en su administración, siempre sería su responsabilidad).

Es claro que esta presidenta no es líder; sabe que está rebasada por las circunstancias. Lo preocupante es que con tal de no hacer nada se está enconchando para no tomar decisiones y corregir el rumbo. Desafortunadamente así está actuando la 4T en todos los niveles.

Tan lejos está Juanita de la ciudadanía como jefa municipal, que demuestra tener un gobierno irresponsable que no sabe tomar medidas y tampoco tiene el control de nada.

Cuando Cruz Cruz andaba en campaña, presumió tener las características personales para ocupar el cargo. Veamos si es cierto.

A continuación les enumero las características que debe tener un líder, y las voy a comparar con las palabras que emitió ayer en la entrevista de radio.

  • ¿Tiene vocación de servicio? Parece que no. No le gusta acercarse a la gente. Nunca se le ve caminar en la calle, y es muy difícil hablar con ella en su oficina.
  • ¿Trabaja bajo presión? No. Definitivamente no. Prefiere desligarse de su responsabilidad a salir de su comodidad.
  • ¿Tiene compromiso con su comunidad? Tampoco. Ayer fue muy clara, dijo que lo que está pasando en su municipio no es su culpa, ni del cabildo.
  • ¿Conoce los problemas de su municipio? No. Comenzando con la inseguridad. Jamás ha leído un reporte de lo que sucede en la ciudad, porque también el síndico municipal no le informa al respecto.
  • ¿Tiene sensibilidad social? Tampoco. Parece que no le duele lo que está viviendo Huajuapan, la ciudad que no la vio nacer. Ayer dijo: “No hay ningún termómetro que nos esté indicando que a raíz de que hayamos aperturado (sic) el tianguis, los contagios hayan aumentado”. Por cierto, lo único bueno que hizo en el tianguis, fue colocar un tapete sanitizante antes de meterse a la tierra y entrar al recinto. Bueno, eso creen los funcionarios.
  • ¿Tiene capacidad para solucionar problemas? Me da pena volver a decir que no, pero es la realidad. Quiso resolver el problema de abasto familiar, al regalar sólo dos piezas de pollo por casa. Por cierto algunas de esas piezas ya estaban descompuestas.
  • ¿Es propositiva? ¡Chispas!, Otra vez no. Una persona tan visceral como ella, se le dificulta proponer positivamente. Lo único positivo que hizo para algunos, fue permitir abrir las cantinas y, además, regalarles una despensa.
  • ¿Es responsable y tolerante? ¡Ah, jijos! Tampoco. Con sus palabras queda demostrado: “Es su responsabilidad de los propios ciudadanos. Es su responsabilidad de que se hayan contagiado porque no tomaron las medidas de la autoridad municipal”. (¿Qué medidas? ¿La de los dos regidores de oposición?)
  • ¿Es efectiva? Otra vez, no. Por sus propias palabras se entiende que nunca tomó decisión alguna sobre la pandemia. Les transcribo sus propias palabras: “…Nosotros vamos a tener que valorar. Vamos a tener que tomar decisiones. No puedo adelantar de qué tipo de establecimientos… estaremos tomando las medidas y cerrando porque necesitamos hacer la valorización”.
  • ¿Tiene conocimientos mínimos de administración pública municipal? Qué pena, no. Quien lleva la administración de ese ayuntamiento es su hermana Elda.
  • ¿Tiene disposición para capacitarse continuamente? Disculpen, pero va otro no. Si estuviera capacitada, su lenguaje expresivo sería distinto, y nunca se hubiera atrevido a calificar de “ingratos” a los huajuapeños. Les recuerdo sus palabras: “Esa es una ingratitud no reconocer el esfuerzo que las autoridades municipales hacemos.”

Ella cree que los huajuapeños son ingratos porque no agradecen un favor o un beneficio que ella les está otorgando. En otras palabras, no comprenden nada y no saben merecer a Juanita Cruz Cruz. Qué lástima que la presidenta crea que no se le paga de los impuestos huajuapeños. O tal vez cree que merece más, por eso pretende hacer más negocios con más terrenos que hay a un costado de su obra magna. Esto es para otro comentario.

¿Es respetuosa? Por último les voy a decir que no. El decir que no la merecen los huajuapeños rebasa todo respeto. Aún está a tiempo de reconocer, Juanita, que la crisis de seguridad, de salud, etcétera, la han superado, y pida perdón al pueblo huajuapeño, aunque eso no será suficiente.

Sabemos que la pandemia va a continuar, pero corregir la inseguridad y ofrecer disculpas, es de sabios, Presidenta.

https://bio.cgmarketing.mx/horaciocorro/

Print Friendly, PDF & Email